3 razones por las cuáles el dinero sí tiene que ver con la felicidad

3 razones por las cuáles el dinero sí tiene que ver con la felicidad

3 razones por las cuáles el dinero sí tiene que ver con la felicidad

 

El dinero no compra la felicidad y los hijos de millonarios alrededor del mundo lo tienen muy claro. Por otro lado, las personas que han vivido rodeadas de carencias durante la mayoría de su vida podrían no estar de acuerdo -en absoluto- con esa información.

3 razones por las cuáles el dinero sí tiene que ver con la felicidad

3 razones por las cuáles el dinero sí tiene que ver con la felicidad

Con respecto a este tema, como cualquier otro, existen muchas opiniones encontradas, pero si tú eres de los que crees que el dinero es solamente uno de los aspectos de nuestra existencia al cual no hay que prestarle mayor atención para sentirnos en paz con nosotros mismos, esta información te servirá de mucho. El dinero no compra la felicidad, pero definitivamente sí puede influir en ella cuando es usado con responsabilidad.

Si en la actualidad tus ingresos no son tan altos como te gustaría, mira este listado de ideas para ganar dinero. No necesitas dejar de hacer o que estás haciendo o realizar esfuerzos sobre humanos, sino utilizar las herramientas que tienes a tu alcance inteligentemente.
Antes de comenzar a enumerar las razones, debo aclarar que la felicidad es algo que brota de nuestro interior y está hecho de pequeños momentos. Es decir, no es lo que está después de una supuesta línea de llegada, sino de disfrutar plenamente cada uno de los pasos que das camino a la meta. La felicidad no está en las cosas, ni en las situaciones, sino en la capacidad que tengamos de apreciar las cosas buenas por pequeñas que sean y de mantenernos firmes en el entusiasmo a pesar de que se atraviesen obstáculos que no comprendamos del todo.

Dicho esto, también es importante recalcar que la abundancia también forma parte de la felicidad. La abundancia de emociones positivas, de valores, de experiencias entre otros. La abundancia es aquello que poseemos y por lo que debemos sentirnos agradecidos, para poder atraer más de eso que nos agrada a nuestras vidas. Con respecto a los bienes materiales ellos también son parte de nuestra abundancia y para ello no necesitas tener la cuenta bancaria más abultada del mundo ni nada parecido. Lo que ya posees es tu abundancia.

 

Mira las razones reales por las cuáles el dinero sí influye en la felicidad:

1.- Si tienes una relación negativa con el dinero siempre estarás atrayendo situaciones en las cuáles esa sea una de tus mayores preocupaciones. Según Gananci, la mala relación con el dinero tiene que ver con la forma en cómo lo percibes y principalmente por los pensamientos y creencias que tienes con respecto al dinero.

Una vez logres sanar esa relación -lo cual no ocurre de la noche a la mañana- tendrás menos problemas financieros y por ende el aspecto económico fluirá mucho mejor que antes, ahorrándote dolores de cabeza y permitiéndote disfrutar más de tu vida.

2.-Provisión. Cuando cuentas con los recursos necesarios para brindarle a tu familia cierta estabilidad y proveer lo suficiente para sus necesidades te sentirás mejor contigo mismo. Esto no quiere decir que debas suplir cada uno de sus deseos y caprichos, pero sí es parte de la responsabilidad el poder proveer para que tu familia se desarrolle de manera correcta.
Es decir, los padres son los necesarios de que sus hijos tengan una alimentación balanceada, educación, ropa y un techo sobre sus cabezas. Para poder otorgar estas cosas a tu descendencia es necesario el dinero ya que este es un método de intercambio. Damos a otros papel moneda para adquirir bienes y servicios. Cuando un padre o una madre no es capaz de cubrir las necesidades básicas de sus hijos y tienen valores morales, la pasan muy mal.
Por eso es que es necesario de que nos aseguremos ingresos para poder brindarle a nuestras familia aquellos recursos que requieren para estar bien. Eso sí, la provisión de lo necesario no se limita al dinero, abarca además la enseñanza de valores para la vida y el amor demostrado en forma de afecto físico, que es uno de los elementos imprescindibles en la crianza de un niño.

3.- Ayuda a terceros. Asimismo, el dinero es una excelente herramienta para ayudar a otras personas. Una falsa creencia con respecto a esto es que se necesita ser un magnate de las finanzas para hacer caridad o ayudar a personas que lo necesiten. Esto no es cierto, podemos ayudar brindando desde una sonrisa, un abrazo, una palabra de aliento, pero si tenemos nuestra mente puesta en los problemas financieros que nos aquejan, será difícil poder prestarles atención a las otras personas.
Por otro lado, a veces se nos acercan personas con necesidades y pudiéramos hacer la diferencia simplemente brindándoles un almuerzo o resolviéndoles con el dinero para un pasaje. Hay diferentes tipos de ayudas, apoyo emocional, y también el apoyo económico que puede hacer que alguien se sienta agradecido con nosotros por el resto de nuestra vida.
El dinero no compra la felicidad, pero lo que hacemos con él -así sea una suma modesta- definitivamente puede lograr grandes cambios en la gente a nuestro alrededor. Procuremos tener una relación sana con nuestro dinero para que esos cambios puedan ser positivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *