fbpx Saltar al contenido
Consejos para ser feliz

Motivación

 

 

 

Qué es la motivación?

 

La motivación es la fuerza que nos hace actuar y nos permite seguir, la fuerza que nos anima a salir  adelante incluso en las situaciones difíciles. Ir a buscar un vaso de agua cuando uno tiene sed, estudiar durante toda la noche para aprobar el examen para graduarte o entrenar duro para ser el mejor de un campeonato, son posibles gracias a ésta.

Al igual que con cualquier situación de vida, no todos tenemos los mismos factores de motivación. Los tipos de motivación también son variados. Sin embargo siempre existe una razón y un grado de importancia que influye enormemente en llevarla a cabo.

Motivación

 

La motivación puede clasificarse de dos formas, la motivación extrínseca que es aquella que hace referencia a estímulos o recompensas externas como el dinero o la fama. Tal es el caso de las personas que no les gusta el trabajo en el que están pero los reconforta la paga cada quince días o cada mes. Este caso es más común de lo que se cree, en primera instancia podría decirse que cambiaran el trabajo si no les gusta, pero si van tras un objetivo más grande, la recompensa será mucho mayor en el futuro. Motivos pueden ser varios ya que el dinero de ese trabajo les ayuda a pagar sus estudios  y de esta forma sea mucho más fácil encontrar o crear uno que realmente les guste y les apasione.

La motivación intrínseca consiste en esa motivación que el individuo crea desde su interior, por lo general están asociados a sentimientos de plenitud, bienestar,  realización y crecimiento personal. Tal es el caso de las personas que a diario en el estudio o en el trabajo se esmeran por dar ese esfuerzo extra no solo para entregar o cumplir con los requisitos que se les exigen, sino porque consideran que la dedicación y el esfuerzo harán que el resultado sea más satisfactorio.

 

 

¿cómo motivarse?

La disciplina y la constancia son fundamentales para lograr cualquier objetivo en la vida, sin embargo la motivación para lograrlo es lo que ayuda a que se tenga la fuerza y el ánimo suficiente para llevarlo a cabo.

La motivación es la clave para entender por qué los seres humanos nos mantenemos fuertes  persiguiendo los sueños y objetivos que nos trazamos que no dan ningún fruto a corto plazo. Aquí te mostraremos algunas claves para no desfallecer en la consecución de tus metas

1. Siempre piensa positivamente

Tus pensamientos influyen en tus sentimientos, tus sentimientos influyen en tus emociones, tus emociones influyen en tu carácter, tu carácter influye en tus acciones y tus acciones definen tu presente y tu futuro. Así que lo mejor que puedes hacer es asumir de la mejor manera cada paso que das. Si afrontas el día a día con una visión positiva de las cosas, serás capaz de avanzar hacia tus metas. Si, por el contrario, eres una persona negativa a la que todo le parece imposible, no harás nada para mejorar.

 

2. Mantén visible tus objetivos y escribe tu progreso para alcanzarlos

Ten presente siempre tus objetivos  y sobre todo establece un plan para alcanzarlos. Es totalmente valido ya que al tener la claridad de que debes hacer será mucho más sencillo recordar los pasos para cumplirlos. Así mismo, es bueno dividirlos en etapas, de esta manera será mucho más fácil para ti hacer avances diarios, dándote cuenta que el paso a paso ayuda muchísimo para que llegues a esa meta tan deseada.

Puedes escribir un pequeño diario, así te darás cuenta con mayor facilidad si debes realizar ajustes o por el contrario emocionarte porque falta poco para lograrlo.

  1. Visualiza

Imagínate logrando tus propósitos, cada día durante varios minutos y con muchos detalles.  Cuanto más y mejor sepas imaginar ese momento, más motivado te mantendrás y durante más tiempo. Si practicas esta imagen mental durante cinco minutos al día, tu éxito estará más cerca.

4. La sana competencia es fuente de motivación

A veces las cosas  fluyen de mejor forma cuando estamos en compañía que solos. Entre varias personas podemos llenarnos de fuerza para alcanzar los objetivos, obviamente si tienen una visión muy similar para lograrlo. El apoyo para avanzar es lo importante, donde cada uno vaya logrando sus propios objetivos.

5. Prepárate para los momentos difíciles

En los momentos en que no nos salen las cosas como desearíamos, puede venirnos a la cabeza ciertos pensamientos negativos y derrotistas que nos envuelvan en una nube negra sin ver las oportunidades o las mejores decisiones para seguir en la consecución de la meta.

Si eres consciente de ellos, esos momentos de debilidad los lograras superar sin que te afecten. Recuerda que es más valiosa la recompensa.

6. Haz una lista con tus razones para seguir motivado

Muchas personas se motivan pensando en sus seres queridos. Otras personas lo enfocan desde un sentido más individual o por la gran motivación intrínseca que sienten hacia esa actividad que practican. Sea como sea, es bueno que escribas en un papel cuáles son tus motivaciones.

7. La importancia de un buen consejero

Cuando persigues un sueño, es probable que otras personas ya lo hayan conseguido antes que tú. Contar con el apoyo de una persona con una larga experiencia puede ser clave para que te explique algunos trucos y reflexiones para que puedas lograr lo que te propones.

8. Descubre tus verdaderas pasiones o tu propósito de vida

Cuando conseguimos descubrir qué nos apasiona y tenemos la suerte de podernos dedicar a ello,nuestra motivación nos permitirá afrontar la tarea y el día a día.  Además si esta te trae beneficios económicos serás una de las personas más afortunadas.