fbpx Saltar al contenido
Consejos para ser feliz

Enseñanzas del deporte que puedes aplicar en tu vida

julio 1, 2018
Enseñanzas del deporte que puedes aplicar en tu vida

Estamos en plena época de mundial de fútbol  donde muchos aficionados a este deporte viven la pasión de ver a sus equipos disputarse grandes partidos  con el objeto de ganar esta competición. Sin embargo, hay algo mucho más allá de ello, no solo lo vemos en el fútbol, también en todos los deportes, el ciclismo, el boxeo, el baloncesto, el atletismo, etc, cuyo objetivo principal es GANAR.

 

La preparación de todos los hombres y mujeres que por muchos años llevan a cabo, no es fácil, los resultados que se ven en las grandes competencias a nivel mundial llevan tras de si esfuerzo, dedicación,  disciplina, amor, pasión por esa actividad que se realiza. Si nos detenemos un momento a evaluar estos grandes esfuerzos, podemos ver que también se trasladan a la vida.

Enseñanzas del deporte

Esfuerzo y superación

Entrenar cada día, dar lo mejor de ti. Por ejemplo cuando empiezas a practicar cualquier deporte, el que sea, conseguir cualquier meta lo ves como algo imposible, pero si te esfuerzas cada día, poco a poco, conseguirás acercarte a la meta que tanto sueñas. Esto pueden escenificarlo muy bien cualquier aficionado al running de los que hoy hay tantísimos. Muchos nunca se habían planteado correr ni un kilómetro, pero meses (o años) después, son capaces de correr una maratón, o una carrera popular, cada uno que se ponga las metas que quiera y luche por conseguirlas.

enseñanzas del deporte

Todos tenemos metas y objetivos que trazamos algunos sueñan con ser profesionales y ejercer su carrera ya sean médicos, abogados, contadores, etc. Otros en cambio prefieren emprender y  pasa exactamente lo mismo. Al principio cualquier meta, por pequeña que sea, nos parece imposible de alcanzar, pero con esfuerzo y capacidad de sacrificio podremos alcanzar todo lo que nos propongamos.

 

El equipo es fundamental

Si has practicado deportes en grupo te acordarás que es así. Un solo jugador no puede ganar un partido, de hecho tampoco se puede depender de solo uno por ser bueno, si eso ocurre es muy difícil ganar.  Se necesitan a todos y cada uno de los miembros del equipo para ganarlo, todos son importantes y aportan su granito de arena. Cada uno con lo mejor que sabe hacer, atacando, defendiendo, corriendo, saltando, analizando las jugadas, apoyando a  sus compañeros y dándolo todo en cada entrenamiento para poder tener su oportunidad y ayudar al equipo a mejorar.

En la vida y en los negocios, el grupo también es importante. Tenemos que dar lo mejor de nosotros mismos, pero no podemos ser buenos en todo, tenemos que apoyarnos en otras personas que tengan habilidades diferentes a las nuestras para que juntos formemos un equipo invencible.

Análisis de juego

Si te fijas, los jugadores más importantes de un equipo son los encargados de distribuir el juego, definen como se ejecutan las acciones que se acordaron previamente con el entrenador y/o establece que hacer en caso de que no funcione. Un buen jugador en este puesto hace mejores a sus compañeros, dinamiza el juego y trae la victoria.

En la vida es similar si tienes familia, tal vez tu pareja y tu sean esos lideres, que estan visualizando y analizando como manejarla, como conducir a los hijos a que sean personas responsables, honestas, trabajadoras y sobre todas las cosas felices. Como lider puedes visualizar que es lo mejor para todos, apoyandote no imponiendo lo mejor para ser felices. Incluso en las empresas ocurre lo mismo, debe haber un líder que distribuya el juego (trabajo/proyectos) y haga mejores a sus compañeros haciéndoles sacar el potencial particular de cada uno de ellos.

 

Perseverancia

Debemos ser conscientes que para realizar ciertas tareas o para tener ciertas habilidades necesitamos  practicar para ser mejores. Sabemos que a algunas personas se les facilita por ejemplo los números, otros tienen grandes habilidades comunicativas y  otros tienen grandes habilidades manuales. Pero otras requerimos de un esfuerzo mayor para lograrlo. Ese esfuerzo por mejorar, el estar dispuesto a intentarlo hasta ser mejor marca la diferencia, y no solo lo vemos en el deporte. Tu vida es el resultado de ello, de caer, levantarse, aprender, ejecutar y de disfrutar que al final es lo que importa. El ver después de tantos años el fruto de tanto esfuerzo. El deporte y la vida nos lo demuestra.

Aprender del fracaso

En el deporte es inevitable, no hay ningún equipo invencible, y hasta lo más grandes han tenido algún tropiezo. Es más, antes de llegar a ser grandes, estoy seguro de que perdieron muchísimas veces. Lo que aprendieron después de esas derrotas, el no rendirse y saberse levantar después de sus tropiezos es lo que les hizo llegar a la cima.

En tu negocio y en la vida, aprende a perder, saca lecciones, mejora los fallos, levántate y vuelve a intentarlo.

Y para ti, cuales lecciones adicionales trae el deporte para la vida?