Cómo construir relaciones familiares positivas

Cómo construir relaciones familiares positivas

Cómo construir relaciones familiares positivas

Las relaciones familiares que creamos en nuestra vida influyen en las relaciones que establezcamos con los demás. En muchas ocasiones estan marcadas por violencia, odio, rencor, etc, sin embargo para otros han sido relaciones enmarcadas por la gratitud y la felicidad.

Las relaciones que estableces con tus padres a lo largo de la vida, definen una serie de actitudes y comportamientos a futuro que influyen de manera positiva o negativa el entorno. Así mismo, las relaciones con tus hermanos, primos, abuelos, tíos, tías, etc. Si bien es cierto, tratamos con diferentes comportamientos, formas de pensar y de educar.

La aceptación es clave para mantener unas relaciones familiares sanas, debido a que en muchas ocasiones se idealiza el comportamiento del otro, se recrimina por actuar de una manera contraria a la que se efectuaría y lo que debemos tener claro, es que así como debemos aceptarnos y amarnos tal cual somos, también debemos aceptar y amarlos a ellos. Es cierto que uno no puede cambiar a los demás pero sí puede cambiar como interacciona con ellos.

La comunicación es fundamental, ya que es una de las razones que más influye en las discusiones familiares, para esto es necesario recurrir a tu asertividad, comunicándote de forma respetuosa, clara y directa. En algunas ocasiones no se trata de imponer tu voluntad, se trata de saber escoger las palabras, emociones y sentimientos en el momento y tiempo adecuado.

Las relaciones familiares puedes disfrutarlas o aprovecharlas incluso en los momentos difíciles, cuando existen problemas y se logran dar solución , existe un vinculo más estrecho que permite afianzar la relación y mejorarla con el tiempo. El hecho de que se tenga claro que podemos contar con cualquier miembro de tu familia, permite una mayor motivación ante eventualidades que se te presenten. Siempre trata de vivir o dar momentos agradables, disfruta de paseos, invitaciones, almuerzos, desayunos, cenas en familia, puedes demostrarles cuanto los amas.  Es importante recalcar que las relaciones sanas con otros nos aportan salud, bienestar, calidad de vida, tranquilidad, al tiempo que fortalecen nuestra autoestima. De la misma forma, tener buenas relaciones con la familia nos fortalece, nos hace sentir más seguros y nos da la tranquilidad de estar haciendo bien las cosas.

Debemos tener claro que queremos mejorar las relaciones, dedicar el tiempo y el amor que se necesita. No es algo que ocurre de la noche a la mañana, pero sí se pueden mejorar. Todas las relaciones las podemos mejorar y podemos empezar cambiando nosotros.

 

¿Qué necesitamos para construir una relación emocionalmente sana con la familia?

 

1. La aceptación, es el primer principio para construir relaciones sanas, fundamentadas en el respeto.

2. Las buenas relaciones familiares se desarrollan y se fortalecen mediante una comunicación asertiva. Es decir positiva, clara, directa, continua, enriquecedora.

3. Tenemos que trabajar seriamente para mantener momentos especiales y tradiciones familiares. El calendario normal trae muchas fechas históricas, conmemorativas y  hasta comerciales; si deseamos podríamos poner en cada una de ellas nuestro sello personalísimo, o lo que es mejor, podríamos tomar iniciativas para crear momentos especiales llenos de detalles significativos que se graben en sus corazones. También es recomendable no abandonar las tradiciones que se han mantenido desde antes.

4. Las personas cambian y no podemos pretender que alguien se comporte o reaccione siempre del modo que preferimos. Y las relaciones también cambian, no pretendamos que sean como eran al principio, ahora podemos construir mejores relaciones

 

enero 24, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *