fbpx Saltar al contenido
Consejos para ser feliz

Salud y Bienestar

Pequeños cambios para mejorar tu salud

Así es, no es necesario que realices cambios extremos para mejorar tu salud, en muchas ocasiones se piensa en el enorme sacrificio que tienes que hacer  y es ahí cuando te da pereza y sigues haciendo las mismas cosas esperando que por arte de magia tu salud sea buena o mejores. Te presentamos estos cambios sencillos que pueden ayudarte

 

 

  • Practica algún deporte

Es un antídoto natural para sentirte bien, cuando realizas ejercicio se activan muchas partes de nuestro cerebro que generan sentimientos de bienestar y de relajación emocional. Permite reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y te mantiene en forma. Recuerda que además debe ir acompañado de una alimentación saludable.

 

  • Duerme bien

Descansa, mantén una buena higiene del sueño, acostándote a la misma hora y levantándote a ala misma hora así acostumbras a tu cuerpo a establecer horas fijas para que descanse. Recuerda que no es la cantidad de horas que duermas sino la calidad de sueño que tienes. Procura no comer demasiado en la noche.

 

  • Toma agua

Toma al medios 2 litros de agua al día, tu salud te lo agradecerá

 

  • Relájate

Practica la meditación, disfruta de música suave, haz ejercicios de respiración por lo menos 10 minutos al día y  vive sin preocupaciones,   tu mente te lo agradecerá.

 

  • Hazte chequeos médicos de forma periódica

Es importante que visites con regularidad al médico, realizar chequeos te permite conocer cómo te encuentras, no dejes de cuidarte y recuerda que es una beneficio para tu salud.

 

  • Cuida tu postura

Realizar ejercicios para tu columna es importante para evitar enfermedades en esta área, Pilates, yoga o natación te pueden ayudar, realiza un mínimo de 10 minutos por día.

 

  • Mantén tu mente siempre activa

Lee, escucha música, haz ejercicios de memoria, aprende un idioma o aprende a tocar un instrumento nuevo, esto te ayudara a evitar el deterioro cognitivo.

 

  • Disfruta cada momento

Cada día trae su afán dice un dicho, no te preocupes por lo que paso ayer o por lo que vaya a pasar mañana, vive el ahora, vive el hoy, si tienes problemas agradece por ellos y mira que aprendizaje te traen, es difícil verlo desde el comienzo pero es una buena práctica cambiar la perspectiva, te ayudara muchísimo a encontrar soluciones más rápidas. No te preocupes, no te culpes si algo no salió bien, lo importante es que tomes conciencia de tu presente.

Consejos para cuidar de tu salud

Ponle menos sal a la comida

Es lo mejor para tu salud, reemplaza y prueba  diferentes especias, condimentos y hierbas aromáticas.

Come despacio

Masticar despacio te permitirá controlar la cantidad de alimento que ingieres, te sentirás satisfecho antes y no comerás de más. Lo recomendable es masticar veinte veces un bocado y no ingerir otro trozo de alimento hasta que hayas terminado de comer el anterior.+

Reduce la cantidad de alimentos que consumes

Consumir raciones adecuadas y masticar despacio te ayudarán a disfrutar más la comida y sentirte satisfecho, no a punto de reventar.

Reduce el tamaño de tu cintura.

Es importante medir tu cintura y procurar que mida menos de 80 cm si eres mujer, y menos de 90 cm si eres hombre. Si descubres que tu grasa abdominal está por encima de lo recomendado, haz ejercicio, sigue una dieta balanceada y evita la comida chatarra y los dulces. La grasa abdominal favorece la aparición de los principales factores de riesgo cardiovascular, como la tensión e hipertensión arterial y la diabetes. Asimismo, disminuye el colesterol bueno (HDL) y aumenta el colesterol malo (LDL) y los triglicéridos, lo que lleva a una acumulación de azúcar en la sangre.

Deja  de fumar

El consumo del cigarro aumenta las probabilidades de sufrir sobrepeso además de  disminuir la capacidad física.

 

Elimina al estrés

Para eliminar el estrés puedes tomar una respiración profunda por un periodo de 10 minutos por dia, te ayudara a disminuir los niveles de estrés, así  son escuchar música tranquila,  leer, hacer ejercicio  o una actividad que a ti te haga sentir bien.

Más verduras y frutas

Comer tres piezas de fruta y dos raciones de verdura es lo recomendable, pues así el cuerpo recibe los minerales y vitaminas necesarias. Así mismo estos alimentos contienen  fibra que junto con el consumo de agua te ayudan a  mejorar la digestión, combatir la obesidad y evitar enfermedades.

Elimina el azúcar

Lo mejor es optar por comprar productos bajos en azúcar y, en lo posible, no consumir azúcares refinadas. Es normal querer comer un dulce o ponerle azúcar a algo, lo importante es no excederse. El consumo excesivo de azúcar provoca sobrepeso, obesidad, diabetes y otras enfermedades afectando tu salud y bienestar.

 

Toma dos litros de agua diarios

Convierte el ejercicio en rutina

Hábitos saludables

  • La mente también necesita ejercicio

Practica juegos de  agilidad mental. juegos de mesa, leer, hacer crucigramas o ejercicios de cálculo mental ayudan a tu cerebro a activarse y ser más productivo.

  • Prueba un ejercicio relajante

El cardio es bueno, pero la actividad física no significa siempre agotarse. Ejercicios como el pilates y el yoga son excelentes para cuidar el bienestar; además, aumentan la resistencia, te enseñan a respirar y a conocer mejor tu cuerpo.

Todo ejercicio es bueno y quita el estrés, pero este clase de actividades te ayudan a entrar a un estado mental más relajado y conectado contigo mismo.

  • Muévete

Párate, camina (ve por agua, sal a la tienda), descansa la vista, mueve el cuello, cambia de posición; si es posible, cambia el lugar de la computadora para evitar que todo el tiempo estés en la misma posición.

  • Toma una sola copa de vino tinto

Gracias a sus antioxidantes, el vino tinto ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, no es conveniente abusar en la cantidad.

  • Antes de hacer deporte, calienta

Hemos hablado mucho de la importancia de realizar actividades físicas, pero antes de comenzar una rutina es obligatorio que hagas un breve calentamiento. De lo contrario, puedes sufrir torceduras, calambres o incluso lesiones más graves.

  • Establece horarios de comida

Al establecer una rutina alimenticia, previenes la obesidad y el sobrepeso. Normalmente los doctores recomiendan que haya cinco alimentos al día: los tres principales y dos entre comidas que deben ser snacks ligeros.

  • Tienes que estar al pendiente de tu organismo

Llevar una buena alimentación y hacer ejercicio es excelente para mantener una buena salud, pero eso no significa que sea un método infalible.

  • Los antioxidantes previenen el cáncer

Una alimentación variada y sin excesos es el mejor modo de mantener un estilo de vida sano.

  • Compra productos naturales

Compra productos naturales y frescos, y procura cocinarlos tú. Hacer una ensalada o asar una pechuga no lleva mucho tiempo y existen recetas sencillas y rápidas de preparar.

  • Disminuye el colesterol malo

El colesterol es una parte inseparable de nuestro organismo y, como ya vimos, se divide en bueno (HDL) y malo (LDL). No obstante, el equilibrio entre estos dos tipos de colesterol puede perderse si se consume demasiada comida chatarra o incluso si existe alguna predisposición genética.

Tips básicos para un estilo de vida saludable y práctico

  • Mantener el cuerpo hidratado, es recomendable beber entre 6 y 8 vasos de agua natural o sin azúcar al día.
  • Descansar: es recomendable dormir por lo menos 8 horas al día. El descanso ayuda al cuerpo a regenerarse y cargar las energías necesarias para desarrollar las actividades del día siguiente.
  • Mantener una alimentación variada, que incluya todos los grupos de alimentos.
  • Nunca dejar más de 4 horas sin comer.
  • Fraccionar la alimentación.  Ingerir tres comidas principales (desayuno, almuerzo y cena) y dos más pequeñas a media mañana y a media tarde.
  • Disminuir el consumo de azúcar, dulces, bebidas azucaradas y productos de repostería.
  • Limitar el consumo de sal y de los alimentos con alto contenido de la misma.
  • Evitar alimentos con alto nivel calórico como frituras, mantequilla, salsas, crema de leche;  esto se debe al alto contenido en grasas saturadas que poseen.
  • Controlar el consumo de embutidos y enlatados.
  • Moderar el consumo de alimentos de origen animal porque son fuente de grasa saturadas que ingeridas en exceso originan sobrepeso y obstruyen las arterias.
  • Tener una actitud mental positiva.
  • Identificar cuáles son las fortalezas y debilidades frente a los hábitos de alimentación.
  • Hacer  cambios graduales de  estilo de vida que permitan modificar los hábitos de alimentación inadecuados.
  • Comer con moderación para conservar o lograr un peso saludable.
  • Dentro de la alimentación, incluir frutas y verduras pues son fuente de fibra, vitaminas y minerales.
  • Hacer ejercicios acorde con el físico, edad y preferencias. La actividad física ayuda al organismo a tener una mejor digestión, liberar toxinas y endorfinas que te ayudarán a mantenerte sano y de buen humor.