Alimentación

Comer de manera saludable

Comer de manera saludable

 

 

 

En tus comidas no debe faltar la fibra, las frutas, los vegetales, las proteínas y los cereales. Así mismo para comer de manera saludable debes escoger alimentos que sean bajos en grasas saturadas y en colesterol. También debes limitar tu ingesta de azúcar y  sal.

Una vez que ya sabemos los alimentos que deben formar parte de la dieta, es importante también que conozcamos la manera idónea en que tenemos que consumirlos.

Para comer de manera saludable es necesario tener presente que  no es la misma la cantidad de energía y de calorías que requerimos cuando despertamos que, por ejemplo, a media tarde o antes de dormir.

  Comer de manera saludable

Comer de manera saludable

  • Lo más recomendable es repartir las comidas en 5 tomas al día para evitar tomar cantidades muy grandes de comida además de disminuir la sensación de hambre entre horas. Haciendo esto, además, consigues acelerar tu metabolismo pues pasa más parte del día trabajando para metabolizar los alimentos.
  • Por la mañana puedes tomar una mayor cantidad de calorías ya que, lo más habitual, es que termines quemándolas a lo largo del día. Pero a la hora de la merienda tenemos que controlarlo un poco más y optar por comidas  ligeras como, por ejemplo, fruta del tiempo, yogures desnatados, etcétera.
  • Los carbohidratos  nos aportan  una gran cantidad de energía que, si no se quema, termina convirtiéndose en grasa. Por este motivo, los carbohidratos solo deberían comerse durante la primer parte del día (desayuno y almuerzo) y, sobre todo, procurar no tomarlos en la merienda y cena.
  • Beber 2 litros diarios de agua para poder tener un cuerpo saludable y limpio de toxinas es importante que optes por beber mucha agua durante el día puesto que te ayudará a depurar el organismo de forma natural, además de conseguir reducir la retención de líquidos y que tus riñones funcionen mejor.

Además de la alimentación, para poder tener una vida saludable es importante que ejercites tu cuerpo. ¿Por qué? Con la actividad física consigues, primero, quemar las calorías extra que has tomado durante tus comidas, segundo, activar la circulación de tu cuerpo consiguiendo que órganos como el corazón o los pulmones funcionen mejor, tercero, fortalecer tus músculos y tener más fuerza física.

Por estos motivos, es importante que al menos 3 veces a la semana hagas ejercicio en sesiones de 1 hora y que tu entreno incluya calentamiento, ejercicio cardiovascular de al menos 20 minutos de tu sesión tienen que estar destinados a activar tu cuerpo con actividades como correr, bicicleta, aeróbic, etcétera.

Así como ejercicios de tonificación y estiramientos: para evitar lesiones, es imprescindible que, después del entreno, hagas estiramientos al menos durante 10 minutos para que el músculo se relaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *