Saltar al contenido
Consejos para ser feliz

Simplemente Gracias

simplemente gracias

Simplemente gracias, es la palabra que puede cambiar tu forma de pensar y tu vida. Dar gracias a la vida te ayuda a expandir tu visión y te permite descubrir todo aquello que era invisible para ti debido a una actitud limitadora.

Una actitud de agradecimiento tiene el poder de convertir las dificultades en oportunidades, los problemas en soluciones y las pérdidas en ganancias.  

Eres afortunado ya que tienes la dicha y la fortuna de ver la belleza, la alegría y la armonía que existe a tu alrededor y las aprecias al máximo, algunos días no serán así, pero tienes una fuerza interior que te motiva a crear la realidad que realmente mereces.

Así mismo, tienes la posibilidad de reconocer las grandes lecciones de las personas que están a tu alrededor, sus lecciones positivas o negativas agradécelas, ya que te dan la posibilidad de ser mejor persona día a día. 

Con la gratitud siempre esperas lo mejor de la vida, además lo atraes hacia ti; empieza, pues, ahora mismo a manifestar lo mejor de todas las cosas y de todas las personas.

Confía que cada una de tus necesidades quede satisfecha.

Confía la respuesta a cada uno de tus problemas.

Confía la abundancia en todos los niveles. Espera crecer espiritualmente.

No aceptes limitaciones en tu vida; tan sólo has de saber y aceptar que en la medida en que aprendas a aplicar la gratitud en tu vida grandes bendiciones llegan a ti.

Abre tus ojos, mira a tu alrededor, y considera cuán afortunado eres.  Al hacerlo, te encontrarás colmado de una abrumadora sensación de amor y gratitud, y toda tu vida asumirá un sentido nuevo. La gente que te rodea te importará más porque tu corazón está lleno de amor por ellos, y podrás comprenderlos y tolerarlos más.

Te descubrirás agradecido hacia ellos, por su amor y por su compañía, por ser simplemente quienes son. Tus ojos se abrirán a toda la belleza y armonía que te rodean, a las maravillas de la naturaleza.

Verás con ojos que de verdad ven; oirás con oídos que de verdad oyen; y hablarás con palabras de amor y comprensión. La vida será buena contigo porque no darás nada por hecho, sino que mostrarás aprecio hacia todo y podrás ver siempre lo positivo de las cosas, a pesar de que en algunas ocasiones esto no sea así. 

Dí simplemente gracias por todo. Mantén tu corazón abierto de par en par y que tu sentimiento de gratitud se vierta en una corriente sin término.  ¡Hay tanto por agradecer! 

La gratitud te mantiene con los ojos abiertos a la vida. Sabes que hay un diseño y un plan del alma; por tanto, nada es casual. Cada contacto es el apropiado, cada acto está guiado. Debes tener una fe completa para poder vivir de esa forma.

¡La vida es sencilla! ¿Por qué habrías de complicártela? ¿Por qué escoger una ruta tortuosa cuando tienes el camino recto ante ti? Permite que la vida se desarrolle para ti, y no intentes forzar su desarrollo. Siempre agradece por las situaciones que estás viviendo.

Recuerda que no puedes forzar la apertura de una flor, pues si lo intentaras, destruirías la belleza y la perfección de esa flor debido a tu impaciencia. Hay un tiempo preciso para cada cosa, ¿por qué no, pues, seguir el ritmo de la vida sin preocupaciones, sin ansiedad y sin temor por el futuro. 

Cuando se hace algo fuera de su tiempo, el resultado no es el mejor ya que se retrasa en lugar de que ocurra con la velocidad adecuada. Por tanto, espera, confía y nunca te precipites a hacer algo antes de que haya llegado su hora. Al mismo tiempo, nunca te dejes arrastrar perdiendo de ese modo un tiempo precioso. 

Un simplemente gracias cada mañana tiene un poder enorme que se ve reflejada en aspectos tan básicos como tu salud. Tu salud y felicidad dependen en gran medida de los pensamientos que tengas hoy. Así que, cada momento de cada día es una oportunidad para darle la vuelta a tus pensamientos, para mejorar o entorpecer tu capacidad de pensar y sentirte de manera más positiva en el momento siguiente.

Comenzar o terminar cada día con el pensamiento de algo por lo que estás agradecido es una forma de mantener a tu mente en el buen camino.

Agradecer te ayudará a conectarte con tu yo interior, permitiéndote contribuir a tu transformación personal. Te ayudará a cambiar la frecuencia vibratoria. Si eres agradecido con la Vida transmites a tu alrededor pensamientos constructivos y emociones positivas.

De esta manera puedes interactuar exitosamente con otras personas, desarrollar valiosas sinergias e integrarte a equipos ganadores. Vivir desde la GRATITUD y contemplar la vida te permitirá abrir tu corazón y estar en capacidad de cumplir promesas, reconocer con humildad el valor y los talentos de los demás. 

Mientras te sientas agradecido estarás atrayendo poderosamente energías similares a tu vida, que, a su vez, te harán experimentar aún más situaciones por las cuáles estarás agradecido. En otras palabras, serás capaz de atraer a las personas, circunstancias y situaciones que llenarán tu vida de bienestar. 

Simplemente gracias por leer y compartir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.