Saltar al contenido
Consejos para ser feliz

Todo pasa, sólo ten fe

todo pasa solo ten fe

La fe es la confianza total en el poder y en la bondad del Espíritu y la firme convicción de que siempre estás conectado con esta bondad. Cuando afirmas que las cosas pudieran no salirte bien, que tus problemas continúan incrementándose, que tus problemas no tienen solución, o de que no eres capaz, estás afirmando la duda en lugar de la fe. La capacidad para conocer la fe y afirmarla te permite que ésta se manifieste en tu vida.     

Tú también debes aprender a afirmar tu fe ante la duda manteniendo el pensamiento de que las cosas se resolverán, que las cosas mejorarán. Piensa, escribe y pronuncia afirmaciones como éstas: 

Yo tengo el propósito de crear prosperidad.

Haré lo que sea necesario para erradicar este problema. 

Sé que no estoy solo.

Tengo fe en que todo es para bien.

No le doy energía a lo negativo porque sé que todo está en orden divino.

Estas son todas afirmaciones de fe, las cuales, al practicarlas, te permitirán decirle “no” a la duda y “sí” a la vida.

Debes enamorarte de tu sueño, de tus objetivos y querer expandirte más allá de tus miedos. 0% excusas. 100% acción masiva. Cree, confía y ten Fe en que una fuerza superior va a acompañarte en todo momento, pero luego toma acción. ¡Corre! No te dejes engañar por la mentira del tiempo, ¡no tienes tiempo! Corre, y cuando no puedas correr, camina, y cuando no puedas caminar, usa el bastón. Cuando no te queden fuerzas para usar el bastón, gatea. Pero no te detengas por nada ni por nadie.

Hay cosas en la vida que tienes que hacer tú. El cambio empieza y termina en ti. Más ingresos. Mejor salud. Relaciones extraordinarias. ES POSIBLE. Pero tienes que hacerlo TÚ. Eres el Alpha y el Omega de tu vida. Lo eres TODO. El 70% de tus días estarás trabajando, elige bien en qué y para qué. De ello depende tu felicidad. Puede que hayas tenido grandes sueños. Pero nadie te animó, nadie creyó en ti. Deja de escuchar esas voces y empieza a escuchar la voz de tu alma. El Universo puso un sueño en tu corazón y no parará hasta terminar lo que empezó contigo. Llena tus oídos de algodón, no escuches a quien te dice que ya es tarde, eres demasiado viejo, ya pasó tu oportunidad. Empieza a escuchar esa voz interior que te dice que hay esperanza, que lo vas a lograr. El Universo llegará donde tú no llegues, confía y ten Fe.

Tu pasado está atrás y hay un motivo por el que quedó allí. Ahora, estás hecho para sobresalir, expandirte, crecer. Supérate. Rompe límites. Elévate hasta el lugar que te mereces. Y no hay que hacerlo mañana, o dentro de un tiempo. ¿Hasta cuando quieres esperar? ya te has dado cuenta de lo rápido que pasa el tiempo. El momento es AHORA. El Universo te apoya cuando das el primer paso, pero el primero hay que darlo con FE. ¿Lo crees?

La gran mayoría de la población ha usado varias expresiones como: “ten fe, que todo va a salir bien”. 

Pues bien, estas expresiones a pesar de no solucionar los problemas que no te dejan dormir, al menos brindan un apoyo emocional.  Su finalidad es tranquilizar a quienes se encuentran enfrentando situaciones complejas o angustias. 

A veces resulta casi imposible creer que tus proyectos a futuro se vayan a realizar. Sin embargo, la fe es la base para lograr justamente esos propósitos. 

La fe es algo netamente de cada persona, y depende de ti poner la confianza necesaria para lograr tus ideales. Por eso, es importante tener la convicción de que tus anhelos, por más profundos que sean, se realizarán en su hora y su momento.

 

Esa fuerza que se percibe en las emociones y estados de ánimo son capaces de alcanzar todo lo que se desea, el mantener la potencia en la palabra, lo que se dice y no cambiar su percepción,  ayuda a que el cerebro se confabule en tu beneficio y obtengas lo que tanto añoras, simplemente con hacer una petición certera y positiva.

 

Todo lo intangible, lo que se sabe que existe pero no se ve, esas creencias inculcadas desde pequeño, son algunas de las razones que llevan a la fe, significado que engloba todo, no solamente en el ámbito religioso, sino es aquello de lo que se tiene la certeza que existe y guardas en tu interior, que acaricia el alma en toda su extensión.

Tus palabras regulan tus pensamientos y tus pensamientos regulan tus acciones.

Si piensas que te han derrotado, lo estarás, porque no accionarás para ganar.

Si eres una persona de verdadera Fe, y amas serlo, entonces no tendrás tiempo de llenarte de pensamientos paralizantes sino que mantendrás entusiasmo y pasión por lograr tus metas, aplastando a los desafíos que se te presenten en el camino a tu éxito y a tu felicidad.

¿Sabes en qué debes reflejar tu Fe en primer lugar?

Tu Fe debe iniciarse creyendo primero en ti.

Quien no cree en sí mismo no tiene el impulso necesario para creer en lo demás.

La buena noticia es que, una vez que decides remover el velo de los pensamientos negativos, y comienzas a soñar en las cosas que te gustan y que sabes hacer, y revisas lo que has logrado hasta ahora sintiendo el orgullo y la satisfacción de tus propios logros, comienzas a alimentar tu Fe en ti.

Permítete soñar, permítete creer en ti, permítete sentir orgullo por cada cosa que has logrado en tu vida, te sorprenderás cuando hagas el inventario de todo lo que has superado hasta ahora, permítete crearte un camino feliz basado en la Fe en ti.

Ama quien eres, agradécelo, ama lo que haces, agradecelo, ama a quienes te apoyan, agradécelo, ama la vida, agradécela, ama cada instante en el que respiras, agradécelo, ama las oportunidades que se te presentarán cuando decidas verlas, agradécelas, y actúa en función  de ese amor y ese agradecimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.