1260761634724135 Saltar al contenido
Consejos para ser feliz

Atraes según tu nivel de vibración

Atraes según tu nivel de vibración

Todo en el universo es energía. Tus pensamientos, tus emociones e incluso los alimentos que consumes. Todo es energía que vibra en distintas frecuencias.  Desde muy bajas a muy altas, y mientras esa vibración se mantenga elevada, estarás en una frecuencia de amor y luz. En cambio, si la vibración es baja, estarás más cerca de  la enfermedad y la tristeza.

Aumentar tu vibración significa elevar el ritmo al que vibra tu energía, que  dependerá de tu estado físico, mental y emocional. Puedes cambiar tu vibración energética con solo cambiar tus emociones, pensamientos o acciones. Es tan fácil como realizar actos de amor y bondad o meditar tranquilamente una vez al día.

Las palabras son pensamientos hablados. Sé consciente de esos pensamientos. Los pensamientos negativos son sombríos y por lo tanto vibran a bajas frecuencias.  Los pensamientos positivos son luminosos, y a medida que se acercan a la Verdad, van siendo más y más luminosos, hasta que llegan a ser radiantes cuando expresan la Verdad Absoluta.

Los pensamientos de alta Verdad disuelven los pensamientos sombríos, bajos, falsos, actuando como una carga de dinamita en una roca. Esto te hará ver lo que ocurre cuando tú opones el pensamiento y la palabra de la Verdad, a un conjunto de limitaciones, para comenzar a deshacerlas en el Subconsciente. 

Liberarte de las creencias limitantes y del miedo, es un motivo fundamental para elevar tu vibración al máximo. Los beneficios son increíblemente mágicos, es como si te hicieras dueño de una varita mágica y tus deseos se convierten en órdenes para el universo.  Cuando tu vibración es baja, será evidente…es simplemente una cuestión de traer conciencia a tu situación y luego trabajar para rectificarla.

Tal vez el dinero ya no fluye, tu salud es pobre o te sientes rodeado de gente negativa. Sin embargo, cuando tu vibración es alta, estas en esa hermosa sensación de vivir en el flujo de la vida.

PIENSA LO BUENO Y SE TE DARÁ. 

Si ya has logrado transformar tus conceptos y has formado el hábito de consultar y conectar todo con el Ser Divino, tienes el poder de eliminar los pensamientos negativos, pensamientos limitantes con sólo “pensar la Verdad”.

Todo esto significa que al mirar lo que sucede alrededor, debes pensar en tu Ser Divino y declarar la verdad. Simple, sencillo y fácil.

Mantén tu mente y tu alma vibrando en plano alto. El pensamiento positivo es de alta vibración. Así como sonreír, agradecer o cantar  también lo son. Así que elige la calma en lugar del nerviosismo, la caridad en lugar de la crítica, el agradecimiento en lugar de la queja. Ya que son expresiones de amor puro, y este es el estado de alta vibración que equivale a la más potente meditación que se pueda hacer. Mantenerse en paz, agradecido, alegre y objetivo, es meditar sin cesar.

El pensamiento que se torna como Verdad vibra a la más alta de las frecuencias y ninguna otra frecuencia menor la puede dominar. Sólo hay un peligro, permitir que se mezcle la impaciencia o la ira con un pensamiento de la Verdad. Este es un ejercicio que debes practicar frecuentemente a nivel interior, sin embargo, esta toma tiempo. Así que tómalo con calma.  Esto se debe a que las vibraciones del pensamiento espiritual son de tan altísimas frecuencias y de un poder tan grande, que hay que manejarlas con gran sutileza. La Vibración es la Tercera Ley de la Creación. 

El propósito es el de transformar el patrón mental que ha estado dominando en el subconsciente, o sea, el clima mental en que has estado viviendo, con toda tu serie de circunstancias negativas. 

Esta renovación se hace cambiando cada creencia antigua a medida que vayan presentándose ante tu vida (tu conciencia en conocimiento o desacuerdo con la Verdad).

Hay convicciones que están tan arraigadas que requieren más trabajo que otras. Pero cada “Negación” y “afirmación” que se haga respecto a estas va borrando el diseño original hasta que desaparece totalmente y no queda sino la Verdad.

Verás los milagros que ocurren en tu vida, en tu ambiente y en tus condiciones.Mientras más se practica más se realiza, más se adelanta y más feliz te sentirás.

Recuerda. Tú eres único. Fuiste creado por un diseño único, para un propósito especial que no puede cumplir nadie más que tú.

VIVE UNA NUEVA REALIDAD ELEVANDO TU FRECUENCIA Y VIBRACIÓN

Busca lo bueno de toda persona, situación o cosa.

Cuando ocurra algo extraño, algo que de momento no te parece favorable, aunque al principio no lo aprecias así, puedes decretar: “Espero lo mejor de esta situación, confio en los buenos resultados y de sus enseñanzas.

Dale la espalda al pasado, bueno o malo. 

Si piensas en el pasado, con la mente lo puedes hacer regresar y puede volver a suceder. Por tal motivo, hay que vivir en el presente, embelleciéndolo, haciéndolo mejor en todo cuanto de ti dependa.

Ten un propósito! Si quieres elevar tu vibración debes ser consciente de tu existencia y conocer tu misión, esa razón por la que estás en este mundo, para que así logres cumplirla. ¡Recuerda no vivir en piloto automático! Cada decisión que tomas, te lleva a tomar una acción que te acerca o te aleja de tus sueños, ¡tú eliges!

¡Analiza tus pensamientos! Cada uno de ellos emite una frecuencia hacia el universo, y esa frecuencia retorna hacia el origen. Procura ser consciente de ellos y analiza lo que pasa por tu cabeza: tu realidad es un reflejo de tus pensamientos, y debes aprender a gestionarlos, para que no jueguen en tu contra, sino más bien aprendas de ellos y cambies esas creencias que tanto te limitan.

Perdona  sin excepción y te perdonas a ti de todo corazón.

No se puede perdonar la misma cosa dos veces, basta una y eso ya quedó borrado. Basta decir: “Yo perdono”, y cualquier resentimiento que permanezca dentro de ti desaparecerá, no lo hagas por los demás, hazlo por ti. 

Nunca dejes de agradecer

Este es un hábito que deberías incorporar ahora mismo a tu vida. Haz una rutina en donde comiences tu día agradeciendo por todo lo que tienes en tu vida: por las cosas buenas y las que consideras no tan buenas, agradece por todas las experiencias y aprendizajes que has vivido. ¡La gratitud abre las puertas para que las cosas buenas fluyan positivamente en tu vida!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.