Saltar al contenido
Consejos para ser feliz

9 consejos para ser feliz – Tips para conseguir la felicidad

diciembre 9, 2018

Que debo hacer para ser feliz. Muchas personas a lo largo de su vida tienen como objetivo alcanzar la felicidad. Se considera que se puede alcanzar con una pareja, un buen trabajo, buenos amigos o rodeado con las personas que más quiere. Pero, será suficiente esto. ¿El aparentemente tener una vida perfecta logrará que cualquier persona sea feliz?

Muchas veces es creer que existen pasos para ser feliz o recetas para ser feliz lo que genera es frustración en la consecución de este objetivo. Consejos prácticos para ser feliz como agradecer para algunos le parecen bastante simples y toda la vida se la pasan buscando esa piedra filosofal, eso tan alejado de la realidad que lo que genera es que nos sintamos desdichados. El querer encontrar la felicidad en el futuro, si tuviera o si eligiera o si hiciera, lo que genera es que siempre estemos ansiosos con el futuro, sin disfrutar el momento presente. Pensamos que la felicidad es algo ajeno a nuestra realidad y que por lo tanto debemos salir a buscar la vida perfecta que nos venden.

Cómo ser feliz

Ser feliz es una decisión, ser feliz implica aprovechar cada minuto de tu vida con pequeños o grandes gestos de tus seres queridos, aprovechar las experiencias que nos brindan esos momentos difíciles que nos ayudaron a crecer, incluso ser feliz a pesar de lo difícil que pueda parecerlo.

Aquí te traemos pasos prácticos, que puedes aplicar día a día, sin la espera de que “algún día seré feliz”, al contrario, lo puedes ser desde YA.

Da, recibe y agradece.

Compartir es uno de los actos más bonitos que hay. Tanto para el que da como para el que recibe. Se trata de un acto desinteresado de amor con el que demuestras a otra persona que piensas en ella, que la aprecias y la valoras. No tienen por qué ser grandes regalos. Compartir un enlace con algo que te ha gustado (como el de este artículo, por ejemplo) es hacer un buen regalo y no tiene ningún valor monetario.

 

 

Quiérete

Debes priorizar siempre tu bienestar, debes amarte por encima de las otras personas, debes confiar y creer en tus capacidades. Esto no es egoísmo como algunas personas lo afirman, esto es amor propio.  Si bien es cierto, la baja autoestima se desarrolla en la niñez, es posible mejorarla a través del trabajo diario en ella, quiérete mucho, acéptate, acepta tus virtudes, tus cualidades, tus defectos y si consideras que algo en ti puedes cambiarlo pues hazlo.

 

Medita   y escucha música.

Cada día puedes dedicar un tiempo para ti, donde te concentres en tu respiración, es una manera bastante simple de acallar nuestra mente que a veces corre demasiado y se preocupa por situaciones que ocurrirán en 1 mes, generando tensión y estrés. Concéntrate, respira profundamente, aprovecha el silencio que es el momento perfecto para estar presente y apagar nuestra mente para lograr tranquilidad

 

Toma 15 minutos al día para meditar, es decir, para dejar la mente en blanco: pon un incienso agradable, relájate y concéntrate en tu respiración. Poco a poco podrás entrenar tu mente a estar callada, atenta y presente. Puedes recurrir a meditaciones guiadas que encuentras en internet para realizarlo.

 

Persigue tus sueños.

Si desde que eras pequeño tenías claro que querías hacer cuando fueras grande y aún no lo has hecho, que estas esperando. En muchas ocasiones el miedo nos intimida y dejamos de perseguir ese sueño así algunos creyeran que era tonto, pero era tu sueño. Deja de posponerlo. Proponte hacerlo realidad. Y si aún no lo tienes claro, encuentra que te gusta, que te apasiona, que quieres conseguir en tu vida, simplemente actúa.

 

Cree en ti.

Si te cuesta creer en tus capacidades, repítete en voz alta frases afirmativas para convencer a tu cerebro: “Soy inteligente”, “ Soy creativo”,  “Consigo aquello que me propongo”, “Hago realidad mis proyectos”, “Soy líder”, “Nací para ganar”, “Soy valiente”…. Estas palabras te ayudaran a transformar los pensamientos que hemos creado y convencerte de que tú puedes hacerlos realidad.

 

Rodéate de tus seres queridos.

Las personas que están contigo a pesar de las múltiples dificultades que la vida puede traer, serán aquellas que debes mantenerlas siempre al lado tuyo. Tus padres, tu pareja, tus amigos, quienes te apoyaron en las adversidades, quienes de acompañaron en las épocas de alegría, te han demostrado el amor que te tienen, así que mantente cerca a ellos y demuéstrales ese cariño siempre.

 

Sonríe.

Una sonrisa abre muchas puertas, aunque no lo creas. Una sonrisa es la mejor carta de presentación, por lo que hará que todo el mundo tenga una mayor predisposición a tratar contigo; a relajarse y dar lo mejor de sí mismos. ¡Y es que las sonrisas se contagian!

Aprende algo nuevo.

Nunca pares de aprender, es fundamental que a diario leas, te capacites, ayudes a otros, practiques alguna nueva disciplina, un idioma o una simple receta de cocina. Son innumerables las cosas que puedes aprender a diario, que te ayudarán a mantener siempre tu cerebro activo. El conocimiento hacer crecer a la persona, le da recursos para vivir y para comprender todo lo que la rodea; también a sí misma. Teniendo internet… ¡No tienes ninguna excusa para no aprender cosas nuevas!

Haz lo que amas y ama lo que haces.

Si todavía no sabes qué es lo que amas, dedícate tiempo a meditar y a observar cuáles han sido y son las experiencias más gratificantes que has experimentado en toda tu vida. Si crees que es imposible vivir de ellas, por lo menos no renuncies a practicarlas siempre que puedas. Vive para hacer lo que amas y haz lo que debas para conseguir el tiempo o el dinero necesario para ello.

Cómo puedes ver, son actividades sencillas que puedes practicar a diario, solo necesitas disposición para lograrlo. Así mismo, puedes ver que no se requiere de grandes cambios para ser feliz, lo importante es que valores tu situación actual, agradezcas por la situación que estás viviendo y trata de ver la vida de otra manera. Recuerda ser feliz es una decisión.