Saltar al contenido
Consejos para ser feliz

Confía, todo tiene una razón de ser

Confía, todo tiene una razón de ser

La vida no es lineal y cada día te trae sorpresas. Por ello, solo actúas conforme al presente, no permitas que te obsesione el futuro, mejor confía en él. Ten en cuenta “Lo que entregues al universo, el universo te lo devuelve”. Todo lo que te sucede tiene una razón, así que si estás viviendo una difícil situación reflexiona sobre el mensaje que te está dejando o mejor la enseñanza que trae consigo. Ya sea en temas económicos, en temas de salud, de amor. Pero todo ello se consigue si trabajas y si confías. La confianza en ti y en el futuro es esencial para reciclar las emociones negativas.

Elimina la preocupación,  te impide disfrutar del presente.

Cuando malgastas tu tiempo en preocuparte, simplemente estás usando inadecuadamente el poder de tu imaginación. Estarás creando cosas que no deseas. La mejor manera de alejarse de algo negativo, es enfocarse y avanzar hacia algo positivo. Enfócate en soluciones (no en lo que temes) y en Sueños (no en lo que no deseas).

El cambio es necesario.

El cambio es el proceso de la vida misma. De hecho, todo está cambiando cada segundo de tu vida..

Por más buena o mala que sea la situación ahora, va a cambiar. Eso es lo único de lo que puedes estar seguro. Así que nunca asumas que estás paralizado con las cosas como son. La vida cambia, y tú también puedes cambiar. Es más, puedes hacerlo incluso en un instante.

El pasado se fue hace tiempo. Enfócate en lo que puedes hacer, no en lo que podrías o deberías haber hecho.

Aprende

Muchos de los golpes que puedes sufrir no son fáciles de explicar cómo una enfermedad, por ejemplo. Quizá el error consiste en preguntarnos el por qué.  El reto es cambiar la pregunta: Sustituir el por qué al para qué me sucede lo que estoy viviendo. Mientras que el por qué te lleva al pasado.

Eres capaz de manejar cualquier situación

Acepta cada momento, sin miedo ni ansiedad. Recuerda que todo está bien, y que puedes manejar cualquier circunstancia que se presente. Tus alas crecerán hasta ponerte a la altura que requieren tus problemas.

Mientras tu Vida cambia, adapta tus Expectativas a lo que es.

Confía en el proceso de la vida, no todo llega a la velocidad que deseas o no todo sucede como lo has planeado, tal vez no tenga que llegar o llega algo mucho mejor.

La felicidad es permitirte estar perfectamente bien con lo que es. Deja de sufrir por cómo desearías que fuera y de preocuparte por lo que no es.

La Felicidad es Ahora, por tanto, requiere ser Feliz sean cuales sean las circunstancias, mientras persigues aquello que anhelas.

Evita decir: “La vida no es “justa”

Cuando ciertas cosas ocurren te puedes enfurecer pensando que no es justo, porque eres buena persona, etc. Abandona rápido ese pensamiento, a veces te enfrentas a intereses opuestos, eres un mal juez de ti mismo o el futuro te  aguarda con pequeñas sorpresas escondidas en “marrones” o en “injusticias”. 

Tu actitud marca la diferencia

No dejes que tu actitud dependa de las circunstancias. No le des el poder a lo externo. Elige tu actitud, confía, sean cuales sean las circunstancias, para que exprese la persona que desearías ser. La frustración, el sufrimiento y el estrés provienen de la historia que te cuentas y de cómo reaccionas, no de las circunstancias en sí mismas. 

Verás resultados sorprendentes, solo con el simple hecho de confiar y mirar las cosas tal como son en verdad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.