Saltar al contenido
Consejos para ser feliz

Los momentos difíciles son oportunidades para tu crecimiento personal

Momentos difíciles una oportunidad para tu crecimiento personal

Con frecuencia los momentos más difíciles, esas veces que exigen el máximo esfuerzo a tu personalidad, son las circunstancias que te ofrecen las mayores oportunidades de crecimiento personal. Estas son ocasiones para desarrollar tu autoestima y una mayor confianza en ti.

Puede ser o no un consuelo saber que no solo tu pasas por adversidades, de hecho cada persona en el mundo vive sus propias experiencias para aprender de ellas y crecer en cualquier ámbito que lo requiera, en el plano personal, profesional, emocional, mental y espiritual.

Estamos en un lugar de crecimiento personal acelerado en este planeta. Ahora más que nunca es el momento de demostrar tu determinación, tu perseverancia y tu paciencia contigo mismo. No te resistas a ninguna oportunidad de crecer. En los momentos de dificultad es importante que practiques la gratitud y la bendición tanto como puedas.

El dolor es siempre la resistencia de la personalidad a un nuevo crecimiento. Te resistes a cambiar, porque no confias en que la vida funciona a la perfección y en que estas exactamente donde necesitas estar, experimentando exactamente lo que te hace falta para crecer y desarrollar todo tu potencial. Siempre estas en un proceso de crecimiento positivo.

Los acontecimientos de tu vida sólo son experiencias. Y estas experiencias no son tu identidad ni tu valía personal. No centres la atención en la experiencia. NO digas: «Soy un fracaso», mejor cambiala por: «He tenido una experiencia de fracaso y ahora me estoy recuperando». El crecimiento personal es simplemente cambiar el modo de ver las cosas.

La vida es un proceso de aprendizaje. Estas aquí en la Tierra para aprender y crecer. No saber no es un delito, sino simplemente ignorancia o falta de entendimiento. De modo que no tienes que juzgarte ni juzgar a los demás por no saber. La vida siempre superará la capacidad de entenderla.

Estas creciendo y adquiriendo más entendimiento. Sin embargo, jamás lo «sabrás todo». Aquietarte y entrar en tu interior te ayuda a encontrar las respuestas que necesitas en esta época de la vida. Cuando preguntas o pides ayuda, el interior siempre responde.

Los actos de bondad y compasión que cada día compartes por la gente y realizados en grupos pequeños pueden provocar el cambio a un lugar más lleno de amor y bondad.

Nuestra cultura »civilizada» nos está fallando, y para cambiar las cosas tenemos que empezar por nosotros. Enseña la importancia del amor y de la bondad, de la fe y de la esperanza, de la compasión y de la paz, de tratarse unos a otros con respeto y dignidad.

La responsabilidad reside en el interior de cada uno de nosotros, en nuestros encuentros personales diarios, la responsabilidad de tender una mano y ayudarnos, con actos de bondad, sin que nos preocupe lo que nos reportará, si es que nos reporta algo, y hacerlo con generosidad.

De ese modo puedes cambiar el mundo. Si no tienes oportunidad de hacer grandes cosas, haz cosas pequeñas a lo grande.

Deja un comentario