Saltar al contenido
Consejos para ser feliz

Cómo estar siempre entusiasmado

abril 28, 2019
Cómo estar siempre entusiasmado

El vivir entusiasmado parece  realmente  estar  inspirada  por  algún  tipo  de  poder  o  ser  superior  a  ella  misma. El  resultado es  que  se  convierte  en  un  gran  imán  que  irradia  fuerza de  atracción  en  todas  direcciones y  que  influencia a a todos a su alrededor

  El  entusiasmo  es  en  realidad el  poder  del  alma  y,  cuando  es  genuino,  es  reconocido  y  sentido  por  todos  cuantos están  en  su  campo  de  influencia.  Sin  un  cierto nivel  de  entusiasmo nadie  ha  logrado el  éxito  y  nadie  lo  logrará. 

Cómo estar siempre entusiasmado
Cómo estar siempre entusiasmado

 El  entusiasmo  es  el  vapor  que  mueve  nuestra  maquinaria mental  y  que  indirectamente  nos  hace  lograr las  grandes  cosas  de  la  vida.  

El  entusiasmo  es  interés  inspirado. Y  es  gracias al  poder  del  entusiasmo  que  las  grandes cosas  de  la  vida  logran expresarse  y  realizarse. El  entusiasmo  no  es  una  cosa  que  unos  posean y  otros  no.  Potencialmente  todos  lo  tienen, pero  sólo  unos  pocos  son  capaces  de  expresarlo.  

Cómo mantenerse entusiasmado

 Es  una  cualidad  mental calida  y  viva  que  acelera el  pulso  de  quien  lo  utiliza  y  de  quienes se  ven  afectados por  él.  Es  muy distinto de  la  fría  indiferencia  que  uno  se  encuentra  con  frecuencia  en  los  negocios y  que  hace  que  muchas ventas  se  pierdan y  que  muchas cosas  buenas  «se  derrumben».

El  hombre que  carece  de  entusiasmo  pierde más  de  la  mitad  de  su  fuerza e  influencia  personal. Independientemente  de  lo  buenos que  sean  sus  argumentos,  sin  importar  lo  meritoria  que  sus  proposición pueda  ser,  salvo  que  posea  esa  calidez vital  del  entusiasmo sus  esfuerzos  serán  inútiles  y  su  resultado se  verá  comprometido. 

Cómo ser entusiasta

 El  hombre  que  entrega  lo  mejor  de  sí  mismo  nunca  fracasa. Siempre  tiene  éxito, y  si  lo  mejor  que  pudo  es  algo  muy  sencillo,  el  mundo  colocará no  obstante  una  corona  de  laurel  sobre  su  cabeza. Aquel  que  hace  todo  lo  que  puede  nunca  es  un  fracasado.  Se  mantiene  en  su  puesto hasta  que  ha  entregado  todo  lo  mejor  de  sí  mismo  en  un  momento particular.  Un  hombre así  nunca  fracasa. 

». Siempre  es  útil  sacar  a  flote  lo  mejor  de  sí  mismo, aunque  no  sea  más  que  por  el  motivo  de  convertirse  en  un  hombre verdadero,  por  desarrollar  su  propio  Ser.