Saltar al contenido
Consejos para ser feliz

Fluye con la abundancia

fluye con la abundancia

ABUNDANCIA significa fluir con amor, alegría, felicidad, prosperidad, éxito, vitalidad, risa, generosidad y todas las cosas buenas de la vida. Nuestra vida se vuelve abundante cuando fluimos con las cualidades más elevadas de la vida. ..

Tu derecho de nacimiento es fluir con abundancia, porque este es el deseo divino para todos nosotros. Sólo una cosa puede evitar que recibas la generosidad del corazón generoso de la fuente. Tu consciencia. La corriente de abundancia se dirige hacia ti, pero tus pensamientos, creencias, recuerdos y niveles de merecimiento crean barreras para  su recepción.

Si tienes un hermoso rosal en tu jardín pero hay una planta trepadora que obstaculiza su crecimiento, no tendrá abundancial. Puede que de momento este lleno de maravillosas flores, pero no serán sustituidas por otras a menos que arranques la planta parasita que esta minando su crecimiento. Un buen jardinero arrancará la planta que esta ahogando al rosal para que este pueda seguir floreciendo. 

Depende de ti arrancar las creencias que ahogan tu abundancia.

El éxito es un estado mental, no un logro determinado. Cuando todo tu ser esta concentrado en llegar a un objetivo concreto, llamado éxito, existe un momento de gozo inmenso al conseguirlo. Entonces tienes que marcarte otro y volver a esforzarte. Así que el éxito no se trata de intentar empujar el rio, lo que puede conducir a tensión, frustración y falta de autoestima. El éxito abundante trata de fluir con la vida, aprovechando las corrientes y disfrutando la travesia. 

El verdadero éxito es la sensación de realización y satisfacción. 

La independencia es una cualidad maravillosa. Pero también es recomendable abrirnos para que las personas nos cuiden. Forma parte del fluir, de dar y de recibir. Cuanto más nos permitimos recibir, mejor nos sentimos. Entonces al sentirnos plenos y satisfechos en nuestro interior, somos auténticamente capaces de cuidar a los demás. Cuando te permites que te cuiden regularmente, no anhelas las cosas desde una sensación de insuficiencia. Cuando existen en nuestra vida una corriente natural de dar y de recibir cuidados, nos sentimos equilibrados y con abundancia de amor.

Por más que grites pidiendo la abundancia que buscas, el universo no te dará hasta que demuestres que estas preparado para aceptarla. 

La ley de la abundancia es muy sencilla. Si quieres más amistades en tu vida, se amistoso con los demás. Retira las rocas de sospecha, aburrimiento o aflicción que han bloqueado la corriente de energía amistosa. 

Si quieres más felicidad en tu vida, recuerda que los pensamientos, creencias o recuerdos que te entristecen ya pasaron. No existe en este momento. Practica la sonrisa. 

Si quieres más cuidados y atención en tu vida, elimina las barreras que te impiden recibirlos. Cuando estes abierto a recibir, las personas que te rodean automáticamente cuidarán de ti.

Las cosas materiales fluyen hacia ti cuando eres consciente de la abundancia. 

La abundancia es tu derecho de nacimiento, ábrete para recibirla. 

Amar es disfrutar con todas tus relaciones. Bloqueamos la abundancia de amor que nos pertenece por derecho cuando cerramos el corazón. La planta parasita de nuestras creencias y temores de rechazo y angustia nos estrangula el corazón. Hace que nos aferremos a relaciones que nos hacen daño. Dejamos de amar cuando nuestra mente asume el control y vemos las imperfecciones del otro. Entonces conectamos de ego a ego. Tu ego expresa el miedo de tu personalidad inferior y ello forma rocas que bloquean la corriente del amor. Estar enamorado es ver la divinidad en el otro y conectar de alma a alma. Esto permite que nuestra pasión circule. Una pareja enamorada, una madre que irradia amor hacia su bebé, colegas que se estimulan mutuamente con ideas, amigos enfrascados en los mismos intereses, todo eso resplandece de amor. Todos lo que les rodean sonríen, porque no existe nada más magnético que la energía de star enamorado. La fuente es amor, así que no hay escasez. El amor fluye desde el corazón hacia todos, así abre el corazón para recibir amor en abundancia. 

La abundancia siempre está en funcionamiento, siempre produce abundancia de algo, independientemente de lo que percibas individualmente. La abundancia personal es el resultado de la conciencia individual, lo que cada persona es capaz de ver en su mente, no en el plano físico. Nuestro Universo se rige por una serie de leyes sin las cuales no es posible alcanzar las metas en la vida. Son indispensables al punto de quedar expuestos al azar de las circunstancias, tan solo por su desconocimiento. Si buscas la abundancia infinita, has de conocer claramente sus leyes.

Nuestro mundo se rige por las leyes de la abundancia infinita porque así es su naturaleza. El Universo crece y sigue creciendo y todas las formas de vida existentes buscan multiplicarse. Si conseguimos conectar nuestros deseos con el flujo manifestador, obtendremos magníficos resultados.

La abundancia material y el dinero son una expresión de la energía. No son energía, pero se rigen por las leyes del Universo, son las siguientes: 

  • Ley de la creación. Los pensamientos y las emociones crean la realidad que habitamos o, lo que es lo mismo, todo lo tangible tiene lugar en lo intangible.
  • Ley de la vibración. Obtengo aquello en lo que más pienso, tanto si lo deseo como si no lo deseo.
  • Ley de la causa y el efecto. Todo lo que experimentas en la vida es un resultado.
  • Ley del equilibrio. La abundancia es dar con generosidad y ser excelente a la hora de recibir.
  • Ley del orden. El orden de la vida es ser- hacer- tener.
  • Ley de la acción. Como hago una cosa así lo hago todo.
  • Ley del mínimo esfuerzo. Esforzarse genera estrés y consume tu energía, algo que dista mucho de vivir con Abundancia.
  • Ley de los medios y los fines. Sólo siendo feliz hoy podré acceder a la felicidad mañana.
  • Ley de la expresión de los dones. Poner tu don al servicio de los demás es causa de Abundancia.
  • Ley del desapego. Me vinculo con la acción y me desvinculo del resultado de la acción. 
  • ley de la afinidad, pedir desde la certeza. Si se pide desde la responsabilidad y la escasez, el camino no se disfruta; en cambio, pedir desde la abundancia y la gratitud, hará que las cosas fluyan. 
  • La ley del camino interior. Tener total confianza en tu creatividad y en tus propias fuerzas. Este proceso implica que te conozcas y entiendas que tienes voluntad de dar algo al mundo. 
  • La ley del renacimiento. Para lograr tener una mentalidad de abundancia, es necesario que rompas con los esquemas que, inconscientemente, has construido y te impiden surgir. 

Pasos para experimentar más abundancia.

1- El primer paso es estar agradecido, reconoce la abundancia que hay en tu vida, y empezarás a atraer más.

2- Segundo, expande tu mente, para empezar a ver nuevas posibilidades, sobre lo que es posible. Deja ir el viejo pensamiento, sobre cualquier limitación que tengas, y acepta la ley de la abundancia como una realidad. No hace falta que te convenzas, por ti mismo puedes darte cuenta de la verdad.

3- El tercer paso es no preocuparse, cada vez que te preocupas por algo, cierras el suministro, debes aprender a relajarte, para lograrlo debes conocer la ley, y tener la fe suficiente de creer en algo que no puedes ver, reconocer que el suministro es ilimitado y que puedes acceder a él.  

4- Y el cuarto paso es tener una mente abierta, a nuevas ideas, debes asociarte con nuevas personas, leer nuevos libros, exponerse a ambientes diferentes, que tu mente se pueda nutrir de ideas. Una idea puede cambiar el curso de tu vida, y abrir el suministro ilimitado que existe.

Así que, si cambias tu mentalidad a una de abundancia, los resultados se reflejaran en poco tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.