1260761634724135 Saltar al contenido
Consejos para ser feliz

Frases de Paulo Coelho para superar una ruptura amorosa

Frases de Paulo Coelho para superar una ruptura amorosa

Cuando afrontas una ruptura amorosa; tienes la posibilidad de elegir dos caminos, uno interpretar lo que te ocurre como una tragedia de la cual no tienes salida o tomarlo como una lección de vida y de esta manera hallar la forma de superarla. 

De ser así; hoy quiero compartir contigo, una lista de las mejores frases del Pablo Coelho, que te serán de gran ayuda; vendrán a ser como un aliciente para tu alma; verás que las cosas tienen un sentido y un para qué en tu historia de vida. Así como el mayor aprendizaje de todos. 

Sin importar que estés pasando por una ruptura, el abandono de una esposa, el rechazo de un

novio, la pérdida de tus ingresos, o sencillamente una depresión. Encontrarás que muchas de estas frases; te ayudarán a sentirte aliviado, experimentarás una increíble paz mental, e incluso sentirás que te haces más fuerte con cada golpe que la vida te da.

Te compartimos las  mejores frases de Pablo Coelho, no solo para superar una ruptura amorosa; sino que para afrontar la adversidad.

No te preocupes por las personas de tu pasado, hay una razón por la que no llegaron a tu futuro.

Cuando alguien se va de tu vida; sientes que el peso del mundo cae sobre ti.

Sientes que nada puede ser peor; y entre tanto, la vida se hace más hostil.

Es comprensible, pero también hay que comprender, y necesitas ver que en esta vida, las cosas

pasan por alguna razón.

No hay mal; que por bien, no venga.

Afrontar las pérdidas, te libera; y te hace darte cuenta, que puedes vivir sin ello, que creías que no podías dejar.

Cuántas cosas perdemos por miedo a perder.

En muchas ocasiones, tenemos tanto miedo a dejar ir a alguien; que finalmente, le perdemos,

sencillamente; por no dejarle ir.

Es importante aprender a que cuando alguien se va de tu vida; sin ser echado, regularmente

regresa; sin ser llamado.

Es por eso que es necesario que sepas perder; para poder ganar.

No existe amor en paz.

Siempre viene acompañado de agonías, éxtasis, alegrías intensas y tristezas profundas.

Quien te diga que la vida son unicornios y cielos soleados; te miente.

Hay mucha gente allá afuera, que promueven que en al amor no se sufre.

Lamentablemente esto está lejos de la realidad, el dolor es parte de la vida.

Aprender a hacerse fuerte gracias al dolor, es lo que en suma; te permite experimentar

el amor.

Tendrás altas y bajas; todo el mundo puede ser positivo cuando le va bien, tiene salud,

tiene relaciones de pareja felices o no debe nada.

¡Así cualquiera puede ser feliz!.

El verdadero reto, mental, espiritual y físico para afrontar la adversidad; es levantarte

cuando estás caído.

Toma coraje para alzarse, cuando te han derrotado.

Jamás dejes que las dudas paralicen tus acciones.

Toma siempre todas las decisiones que necesites tomar, incluso sin tener la seguridad o certeza

de que estás decidiendo correctamente.

En muchas ocasiones; sentirás dudas sobre si tomar una determinada acción.

Esto es válido, porque tienes miedo.

Pero debes aprender a soltar el miedo, ya que este mismo te paraliza.

Te aleja de seguir el camino que sabes debes tomar.

El miedo puede incluso poner a la gente en el hospital.

Algunas veces hay que decidirse entre una cosa a la que se está acostumbrado y otra

que te gustaría conocer.

Al final de tus pequeños sentimientos; no hay nada.

Pero al final de cada acción es una promesa.

La razón por la cual a veces nos quedamos sufriendo, es porque somos sentimentales.

¿No tienes ganas de levantarte?.

Dime, ¿quién lo hace?.

Es por eso que debes aprender a soltar aquello a lo que estás acostumbrado; y apostar por

aquello que de verdad quieres lograr.

El miedo a sufrir es peor que el propio sufrimiento.

Una pequeña historia era lo que me ocurría cuando era niño; una mañana cálida de verano,

mi madre me llevó al dentista, caminé tomado de la mano con ella, deseando que jamás me

doliera la muela.

Estaba nervioso, me puse a pensar en lo doloroso que sería tener una aguja en la boca; en

mi mente pasaban muchas cosas, como por ejemplo; si la aguja se rompería, o si me dolería

mucho el diente.

Estaba tan nervioso, que fue justo eso, lo que intensificó el dolor.

Cuando el dentista, me sacó la muela; yo ni siquiera lo sentí.

Él simplemente sonrío, tomó un poco de papel higiénico, envolvió mi diente, y me

lo dio.

Descubrí entonces, que el miedo al dolor; era más grande que el dolor mismo.

Tú en este momento, tienes que afrontar algo, superar algo; encarar algo.

¡Créeme!, dolerá más si no tomas acción.

Ninguna persona es capaz de escoger sin miedo.

Quien te hable de decisiones fáciles, quizás nunca ha tenido que afrontar verdaderas decisiones.

El miedo es parte de la decisión misma que se toma.

No esperes escoger un camino determinado; careciendo de miedo.

Aún la chica más hermosa, a punto de ir a una pasarela de modas; siente mucho miedo

al exponerse frente a muchas personas; el empresario que tiene que ir a los bancos a

mostrar su proyecto y lograr la financiación; experimenta miedo.

Y el hombre que pierde el amor de su esposa, y tiene que alejarse de ella; como parte de

la cura.

Experimenta miedo, pues cree que no hace lo correcto.

Toda aflicción que llega acaba por irse.

Así sucede con las glorias y las tragedias del mundo.

Hay un dicho que dice: “no existe mal que dure 100 años, ni cuerpo que pueda soportarlo”.

La realidad es: todo en esta vida es transitorio.

Vivir un segundo a la vez es más importante; que vivir en el pasado.

Vivir en el presente implica, que no importa lo que ocurrió hace un segundo atrás, o

lo que ocurrirá en el próximo segundo.

Debes vivir el aquí y el ahora.

Toda aflicción se acaba.

Mientras el dolor dure, úsalo para sacarlo.

Debes sacudir tu vida, como nunca la has sacudido antes.

Sal de tu casa, toma tu carro; ve alguna parte.

Pero vive el dolor del momento; porque este, no durará para siempre.

Si piensas que la aventura es peligrosa, prueba la rutina.

Es mortal

El letargo es el peor de los males; quedarte en la rutina, puede llegar a enloquecerte.

Es mejor emprender un nuevo camino, es mejor empezar por otra parte.

Que quedarte en el mismo lugar.

Algo que siempre hemos oído es esto: “el colmo de la locura; es hacer las mismas cosas,

y esperar; resultados diferentes”.

Así que debes empezar algo nuevo, puede que con miedo; pero deberás tomar las acciones

que sabes que necesitas emprender.

Nunca te cambian por algo mejor; sino por algo más Fácil.

Cuando afrontas una ruptura, la adversidad y la pérdida detrás de dicha ruptura; debes

comprender que la persona que te deja, que te abandona; no te deja por algo valioso;

sino por algo fácil.

Afrontar la adversidad, la ruptura amorosa y el dolor que está asociado, se logra. Es sencillo; si cuentas con las creencias correctas.

ruptura amorosa, ruptura amorosa, ruptura amorosa, ruptura amorosa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.