Saltar al contenido
Consejos para ser feliz

Soltar y dejar ir

soltar y dejar ir

El soltar y dejar ir es como la pausa inesperada de una amenaza interna que viene acompañada de una sensación de consuelo y diligencia, que viene acompañada con la sensación de tranquilidad, libertad, serenidad, y con una sensación de felicidad ante cualquier eventualidad que nos presente la vida.

Aunque no lo creas, este es un estado que podemos alcanzar. El dejar ir conscientemente permite lograrlo. En este caso, te haces cargo de tus sentimientos, no reaccionas a terceros, dejas de ser víctima de las circunstancias y tomas las riendas de tu tranquilidad.

El gran valor de saber cómo soltar y dejar ir  es que todos y cada uno de los sentimientos se puede dejar en cualquier momento y en cualquier lugar en un instante, y puede hacerse continuamente y sin esfuerzo.

Cómo soltar y dejar ir

Bueno primero que todo es necesario aceptar y asimilar que las situaciones que viviste sucedieron tal cual tenían que suceder y que no existe la más mínima posibilidad de cambiarlas, aunque anhelemos hacerlo.

Así mismo, para soltar y dejar ir es necesario o mejor hace parte del proceso, el dolor. Duele alejarnos de alguien, duele renunciar a algo, duele perder, Por lo tanto, debes atravesar por ese dolor al soltar, al decir adios. Esto hace parte de la vida, te permite cerrar un capítulo de tu historia personal y de esta manera crear nuevos capítulos para tu presente y tu futuro.

Aprender a soltar

Soltar significa no reaccionar ante cualquier situación: “Está bien si pasa, y está bien si no pasa.” Cuando eres libre, eliminas el apego. Puedes disfrutar de cualquier cosa, disminuye tu dependencia. Soltar significa desapegarse de alguien o algo a lo que nos aferrábamos. Significa, asimismo, aceptar que no podemos poseerlo y esto, provoca un sentimiento de pérdida. Soltar es, en último término, aceptar la impermanencia en las cosas.

Soltar y dejar ir no es fácil, pero es necesario

Dejar ir, no quiere decir que hay que olvidar o dejar de pensar en aquello que lastimo, molesto o incómodo. Dejar ir, quiere decir, aceptar sin dolor, ni reproche aquello que nos ha hecho daño.

Hay personas que evitan hablar del tema y por supuesto cancelan todo tipo de contacto con la persona que los hirió. En otras situaciones, hay  personas insisten que ya lloraron suficiente o que hablaron tanto del tema que realmente no necesitan volver a discutir el asunto. Asegurando así que YA dejaron ir, que ya  lo soltaron.   Pero a pasado el tiempo y aún en su corazón y en su mente permanecen pensamientos que recuerdan al evento o a la persona.

Por lo tanto, soltar y dejar ir es una acción que implica trabajo personal. La sinceridad y la confrontación hacia uno mismo es el único camino para dejar ir aquello que ha cerrado la posibilidad de vivir en plenitud.

La única  persona que se beneficia al dejar ir eres tu. Estar bien contigo es primordial para percibir la grandeza y abundancia que nos brinda la vida.

Ejercicios para aprender a soltar

  1. Evalúa que situación o persona no te deja avanzar

No dejas de pensar en alguien, como la recuerdas, que situaciones no te permiten hacer cosas nuevas ya sea por sentimientos de culpa, rencor o miedo. A menudo son más de una situación o personas de las que no nos podemos desprender. 

2. Elimina tus pensamientos negativos

No dejes que tus pensamientos negativos entren en ti. Busca una palabra que te ayude a dejarlos fuera de tu cabeza. Por ejemplo, basta, hasta aquí, no más. 

3. Expresa todo tu tristeza, tu dolor y tu rencor.

Sea por medio de una carta, un video o lo que consideres te ayude a comunicarlo. Imagina que puedes comunicar todo aquello que no pudiste decir, y que te hubiera gustado. Que lo puedes decir todo sin censura. Despídete de la persona o situación.

4. Imagina que tienes a la persona o la situación delante,

Llora, patalea, grita si es necesario. hasta que sientas que le liberas, que ya no queda nada más por decir. 

5. Disfruta de las pequeñas cosas

Deja tu pasado atrás y empieza a vivir. Búscate cosas nuevas que te gusten hacer. Por ejemplo, haz deporte, sal a pasear, encuentra un hobbie agradable, mira una película, lee novelas, etc. 

Dejar ir para ser feliz

Dirigir tus expectativas es la clave para ser feliz. Ten claridad frente a ellas así no te haras falsas ilusiones. Si adoptas los planes de otras personas, jamás lograrás encontrar la felicidad. Debes buscar tu propio método y encontrar tu propio camino.

Abre tu mente: es la única forma en la que podrás crecer. Eso te hará sentir satisfacción y plenitud.

Cómo dejar ir y continuar con tu vida

Es en ese momento donde, podemos dar espacio a algo nuevo, y hemos de darnos la posibilidad de confiar en la vida, y en nosotros mismos para experimentar lo nuevo, que la vida nos tiene preparado.

Observa estas exoperiencias como una etapa que tenias que vivir, como una línea para avanzar o para crecer a nivel personal.

Para crecer, nos desprendemos de ciertas cosas, a la vez que ganamos otras. La vida es un avance imparable que nos abruma y que nos quita el aliento, y de nada nos vale quedarnos encallados en algo o alguien que nos hunde hacia abajo. A

Deja un comentario