Saltar al contenido
Consejos para ser feliz

16 Trucos Psicológicos Simples Para Controlar Cualquier Situación

16 Trucos Psicológicos Simples Para Controlar Cualquier Situación

Te presentamos estos Trucos psicológicos simples y efectivos que puedes usar a diario en cualquier situación para conseguir que los demás hagan lo que quieras y sin que se den cuenta

  • Controla lo que los demás piensan sobre ti

La primera impresión es muy importante a la hora de conocer a otras personas. Para dar una buena impresión a otra lo que tienes que hacer es que mientras hablas y la otra persona te conoce, fíjate en algo que ambos tengan en común, algo en lo que coincidan. El lugar de nacimiento, practicar alguna actividad deportiva, en este tipo de situación la persona con la que estás hablando basara sus suposiciones en este punto en común y al ver que está relacionado contigo serán más positivas a esto se le conoce como efecto halo.

  • Consigue ayuda para hacer algo

A veces necesitas de alguna persona para realizar alguna actividad que por lo general no es divertida, razón por la cual pocas personas llegarán a tu rescate o la probabilidad de que te ayudan sea minima, para lograr que te ayuden puedes plantear un falso dilema y di algo que incluya solo la ayuda en tiempo parcial, de esta manera será más sencillo que te digan que si.

  • Respeta los silencios en las conversaciones

Si estás conversando con alguien y no estás obteniendo las respuestas que esperabas intenta permanecer en silencio mientras habla, es decir después de hacerle una pregunta espera a que responda y cuando haya terminado haz una pausa en la conversación mientras mantienes el contacto visual. Cuando hay silencio es más probable que la otra persona hable y llene el espacio probablemente dirán más de lo que dirías e intervendrán

  • Intimida a cualquier persona

Si quieres intimidar a alguien o quieres terminar una conversación con alguien mira fijamente en medio de su frente, el impacto que esta mirada tiene es sorprendente pero también hará que esa persona te respete más

  • Caerle bien a alguien

imagina que eres nuevo en un trabajo o que vas a una nueva escuela si quieres caer bien en la oficina o en la clase pide inmediatamente a alguien que te expliqué algo, realmente no importa si sabes o no la respuesta. Esto mejorará automáticamente su actitud general hacia ti y te ganarás puntos extra para caer bien a los demás en esta situación.

– Forma vínculos más fuertes con los demás

Si estás en una nueva relación o entablando una amistad con alguien, en lugar de ir al cine o salir a comer trata de hacer una actividad que puede hacer que libere adrenalina.

Una buena opción sería escalada o incluso un parque de atracciones, ya que cuando aumenta tu adrenalina y bombea sangre, tu cuerpo libera endorfinas, esto te pone de mejor humor y te hace más entusiasta en lo que sea que estés haciendo. Además asociar a esta buena sensación con pasar tiempo contigo

– Haz que los demás crean 100% en ti

Existe una gran diferencia entre decir la palabra creo al inicio de una oración y no decirla. Decir la palabra creó hace que los demás duden de ti de forma inconsciente y puede que se piensen que eres inseguro y es que incluso si no estás seguro de algo eso no significa que debes cuestionar lo que dices. Por ejemplo, en vez de decir creo que este método es más efectivo puedes cambiarlo a este método es realmente efectivo; parece simple pero la percepción de los demás varía muchísimo al usar una forma que transmite seguridad al hablar. Por lo tanto, ante una situación similar confía en ti mismo y a partir de ahora intenta omitir la palabra creo cuando hables,

  • Suaviza cualquier conflicto

Alguna vez te has enfadado o molestado mientras comías tu comida favorita? probablemente no, esto se debe a que la comida es una excelente manera de calmar a la gente y de apaciguar una situación incómoda. Si quieres solucionar un problema con tu pareja, en lugar de ir a tu casa o pasear por el parque elige un restaurante para ir a comer, una vez pidas alimentos y los tengas delante tu enfoque se dividirá entre el tema en cuestión y la comida que estás a punto de comer. La comida sirve como una gran distracción y puede aliviar la tensión ya que empezarás a preocuparte más por la comida que por lo que estás hablando.

  • Averigua si a alguien le gustas en secreto

Si quieres averiguar a qué persona atraes en un grupo solo tienes que observar cuando todos se ríen por alguna broma, ya que las personas miran automáticamente a quien más sentimientos o cariño tienen cuando un grupo se ríe, es una excelente manera de identificar a tu admirador en un grupo de personas simplemente observa y la persona que te admira te mirará más tiempo mientras se ríe que el resto.

  • Multiplica la probabilidad de obtener algo

Para esto solo tienes que tocar suavemente el codo, un estudio reveló que los compradores de una librería que eran recibidos con un toque ligero en el codo pasaban más tiempo en la tienda y compraban más artículos que los compradores que eran recibidos sin ser tocados en el codo así que si quieres obtener algo de alguien toca el brazo o el codo con destreza unos tres segundos.

  • Usa el contexto a tu favor

Sabías que cuando nos sentamos dando la espalda a un espacio abierto nuestro estrés aumenta, la tensión arterial se eleva y el ritmo cardíaco se acelera. Además respiramos más rápidamente sobre todo cuando hay gente moviéndose de un lado a otro y aún más si la persona da la espalda a una puerta abierta o a una ventana que esté al nivel del suelo. Esta información la puedes usar a tu favor de muchas formas, por ejemplo puedes colocar a tus competidores en esta posición y así tener el control total de la situación o hacer que una persona tímida parezca extrovertida.

Por ejemplo si tu pareja o un amigo es tímido y quieres que impresiona a tus padres oa alguien la próxima vez que lo invites a cenar haz que se ponga a la cabeza de la mesa y en el punto más alejado de la puerta y dando la espalda a la pared te sorprenderá como el simple hecho de estar en una posición cómoda y relajada hace que una persona se anime más a hablar.

  • Cruza los brazos para saber si te están escuchando

Por lo general cuando estamos en medio de una conversación y estamos hablando de algo muy importante para nosotros realmente rara vez prestamos atención a si la otra persona está siguiendo la conversación o no, en lugar de perder el tiempo hablando con una persona que está distraída y ni siquiera puede estar interesada en lo que estás haciendo. Averigua si te está escuchando, solo cruza los brazos mientras estás hablando y verás si la otra persona te presta atención lo más probable es que imite todo o reaccione moviéndose ante tu gesto

  • Evita cualquier discusión o drama

Si alguien intenta discutir contigo o generar algún drama, dile algo agradable ya que en estos casos lo mejor que puedes hacer es evitarlos siendo amable. Otra técnica consiste en mantener la calma en cualquier situación y permanecer en silencio, no hay nada más irritante que ser ignorado, acabará por cansarse y terminará con la discusión.

  • Haz esto si no le agradas a alguien

Si sabes que en un grupo de personas no le agradas del todo a alguien, siéntate junto a esa persona o si por ejemplo estás en una reunión de trabajo y te van a preguntar sobre algo con lo que no estás cómodo, siéntate junto a la persona que va a realizar las preguntas, esto acorta la distancia entre tú y la otra persona y puedes hacer que se sientan menos cómoda ya que el encuentro se vuelve más personal cuando no está respaldado por el resto del grupo.

  • Si alguien te está mirando fijamente

Si notas que alguien está mirando tu atuendo o te mira fijamente y de forma que te hace sentir incómodo ya sea en el metro o al entrar a cualquier sitio qué ocurre, simplemente mira sus zapatos y verás como en seguida desvía su mirada.

  • Averigua si alguien quiere hablar contigo o no

Si te acercas a personas que están hablando sabrás perfectamente si quieren que formes parte de la conversación o no, fíjate en si los pies apuntan hacia ti en este caso si quieren que entres en la conversación y si por el contrario solo mueven su torso hacia ti, no quieren hablar contigo.

Si sabes de otros trucos que utilices en cualquier situación, compártelos en los comentarios.

Deja un comentario