Saltar al contenido
Consejos para ser feliz

Cuerpo, mente y alma: Todo es cuestión de equilibrio

Cuerpo, mente y alma: Todo es cuestión de equilibrio

El ser humano es un compuesto de la unión de cuerpo, mente y alma. El cuerpo es el elemento físico que lo constituye o el vehículo de manifestación, el alma es el elemento energético, el estado espiritual y la mente es el sistema de conexión de ambos.

Las tres entidades se complementan. Cuando uno de los tres no se tiene en cuenta, aparece el malestar y el sufrimiento.

Lograr el equilibrio entre ellos es importante. trata de llevar una vida tranquila y en paz, para que puedas lograr las metas y los retos que te proponga. Esta es la clave para alcanzar una vida plena.

Al principio, es normal que te centres en trabajar y cuidar cada una de estas dimensiones por separado. Pero a medida que aprendes de las situaciones que vives día a día, ves necesario que se deben trabajar en conjunto.

Cada persona tiene sus tiempos y sus caminos. El destino final, al encontrar este equilibrio es la felicidad.

Trabaja cuerpo, mente y alma de forma integral

El Crecimiento Personal es lograr trabajar todas de una forma integral, donde no hay una que sea más importante que la otra, y donde desde ellas puedes actuar de manera más equilibrada en la vida. Este es el camino de auto conocimiento que todos los individuos deben trabajar para trascender y lograr el amor en la unidad.

Eres el único dueño de tus pensamientos y tu eliges que quieres sembrar. Crea buenos hábitos, decreta y ten claridad frente a lo que quieres hacer. Cuando emociones como la ansiedad, la ira, el enojo te acompañan frecuentemente, pierdes el enfoque, pierdes el control de ti mismo, esta es una señal de que es necesario realizar cambios para lograr el equilibrio.

Para lograrlo solo tienes que descubrir cuál es la mejor herramienta para ti

Cómo lograr el equilibrio

Algunas recomendaciones en tu vida cotidiana que te ayudarán a encontrar este equilibrio :

  • Pensar positivamente.
  • Alimentarse sanamente, nuestro cuerpo es lo único que nos pertenece, y conociendo la materia de la alimentación podemos cuidarlo.
  • Hacer algún tipo de actividad física o deporte para recuperar y/o mantener nuestra forma física y también como un constructor de valores positivos en nuestra vida.
  • Proporcionar a nuestro cuerpo tiempo para descansar y restablecerse, durmiendo como mínimo 8 horas diarias.
  • Aprender ejercicios de relajación y respiración (yoga)
  • Dedicar tiempo a actividades recreativas, como leer algún libro, salir con amigos, hacer algún hobbie u otra actividad que nos reconforte.
  • Profundizar el conocimiento de ti mismo, tus fortalezas y debilidades, en pro de lograr identificar qué situaciones te hacen perder la serenidad (y poder evitarlas), o saber cómo actuar sin perder la calma cuando no se pueden evitar.

Deja un comentario