Saltar al contenido
Consejos para ser feliz

Creer en las segundas oportunidades

diciembre 14, 2018
Creer en las segundas oportunidades

Si tuvieras la oportunidad de vivir después de un accidente o de una enfermedad muy grave, harías las mismas cosas que hiciste antes o evaluarías tu vida para cambiarla radicalmente?

Tal vez no te has hecho esta pregunta, muchas veces asumimos que la vida va y viene sin ningún tipo de conflicto o por el contrario vivimos continuamente de problema en problema y ya no le damos importancia a uno más que llegue. 

Es curioso, si existió ese “milagro”, en una situación tan difícil como un accidente o un “cáncer” , tal vez no te des cuenta que la vida te esta dando una segunda oportunidad para hacer esta vez las cosas un poco mejor. 

La vida te dio la oportunidad de que aprovecharás más el tiempo con tu familia, o te cuidarás más en tu alimentación.

Tal vez, puedes revisar que hiciste en tu pasado que ocasionó que hayas vivido esta situación y por lo tanto tengas que mejorar tus hábitos, o tengas que mejorar las relaciones con las personas más cercanas.

Dedicarles más tiempo, quejarte menos, agradecer más, preocuparte menos, disfrutar más, dejar el miedo y arriesgarte por vivir más.

Lecciones por aprender

El aprovechar esa segunda oportunidad para hacer las cosas un poco mejor también puede ayudar a que te sientas en paz con personas que de una u otra manera te hicieron daño.

El perdonar te ayudará a liberar ese rencor y resentimiento para vivir esta vida mucho mejor que la primera. 

Al enfrentar una situación tan dura, es bueno reconocer que las cosas fallaron, que nuestras acciones nos trajeron a vivirla y que al tener una segunda oportunidad es completamente maravilloso tener claridad como hacer las cosas bien esta vez.

No necesitamos vivir una situación extrema para reflexionar sobre nuestro pasado, presente o futuro. Tampoco necesitamos experimentar la muerte para apreciar la vida.

Lo que se requiere es ser consciente de nuestra fuerza, ser consciente de que somos constructores de nuestro propio destino y que podemos hacer todo lo que este a nuestro alcance para vivir al máximo.

Así que  la vida en realidad es sólo una oportunidad ¡no la desperdiciemos!